> Roberto Carballés se lleva el Giraldillo de la Copa Sevilla a casa

La Copa Sevilla ya tiene un nuevo campeón, y como sucedió en 2019, es andaluz. El granadino Roberto Carballés ha levantado el Giraldillo del challenger hispalense tras un gran partido con Bernabé Zapata, al que ha vencido por 6-3, 7-6(6).

El encuentro comenzaba a las 20.00 en la Pista Central con un graderío lleno. Los primeros juegos estaban tan igualados que era difícil predecir lo que podría pasar a lo largo de la noche. Hasta que en el séptimo juego, Carballés rompía el servicio de Zapata. Dos juegos más tarde, el granadino se llevaba el primer set, en una última batalla en la que Zapata mostraba el tenis que nos ha regalado toda esta semana: la perseverancia, la creatividad, la lucha.

En el inicio del segundo set, Zapata comenzaba a perder la concentración y comenzaron a aparecer la frustración tras el juego que se lleva Carballés, que estaba mostrando madurez en el juego. Pero Zapata volvió pronto al camino y, a pesar de que Carballés de adelantaba en el marcador por 2-1, hizo gala de estrategia. El granadino jugaba a un nivel excelente, introduciendo incluso un saque directo que el valenciano ni intenta responder. 

Tras un inicio de set con el marcador igualado, y ambos haciendo uso de la ventaja para llevarse el juego. En el séptimo y con Carballés sacando, Zapata logró llevárselo rematando con bolas rápidas y apurando la línea de fondo. Cuando parecía que Zapata lo tenía todo enfilado para llevarse el segundo set, Carballés consiguió poner el marcador en 5-5. Un Zapata contrariado arrojaba la raqueta al albero de la pista y el público aplaudía para animarlo en el momento de tensión mientras el valenciano tomaba aire. Turno entonces para que sacara el granadino y aprovechara su ventaja, lo que los llevaría al empate a seis en el segundo set y el tiebreak.

Un tiebreak de mucha emoción y verdadero talento en el que cada punto terminaba en aplausos. Al principio Zapata demostraba su potencia, que impedía a Carballés llegar a devolvérsela. Los jugadores corrían de un extremo a otro de la pista y todo estaba en el aire, hasta que un último raquetazo del granadino le daba la corona del challenger sevillano, un año después de la final contra Pedro Martínez en la que quedó subcampeón.

 

María José Luque, campeona de la Copa Sevilla femenina

Por la mañana, se jugaba la primera final de la Copa Sevilla femenina. La cordobesa María José Luque se enfrentaba a la malagueña Lorena Solar en un duelo que ha terminado siendo para la cordobesa. 

A las 12.00 de la mañana arrancaba la final femenina con la presencia del Alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y la Directora General de eventos e instalaciones deportivas de la Junta de Andalucía, Isabel Sánchez. Un partido que ha arrancado con un equilibrio entre ambas contrincantes, protagonizado por juegos largos al principio del primer set que se iban decidiendo en función de quién conseguía la ventaja tras el 40 iguales en el marcador, casi todos para Luque.

En los juegos centrales del primer set la red ha sido un escollo para Lorena Solar que, aunque ha conseguido llevarse el quinto juego y poner el 1-4 en el marcador, no ha podido superar el buen juego de la cordobesa y su seguridad. 

El segundo set comenzó diferente a como se había desarrollado el primero. Solar hizo gala de una mayor determinación y los fallos puntuales de Luque adelantaron a Solar en el marcador. Las dos jugadoras van tan igualadas que, cuando se disputa la mitad del set, el marcador señala 3-3. A partir de ese momento, Luque recuperó la confianza y el juego afianzado del primer set, cuando el calor comienza a hacer estragos. 

Finalmente, la cordobesa terminó imponiéndose a la malagueña y convirtiéndose en la primera campeona de la Copa Sevilla por 6-2, 6-3. Se lleva 3.000 euros de premio.